Noticias

El pellet, un biocombustible al alza

Tendencias globales que afectan al mercado del pellet español

En primer lugar, el mercado industrial se ha visto afectado por la disminución de producción en los países bálticos debido a las fuertes lluvias durante el otoño: la producción se ha quedado en el alrededor de un 30-40% de sus estimaciones iniciales.

Por otro lado, dos grandes fábricas portuguesas de pellet industrial, Enerpellet y Pelletpower, con capacidad para fabricar tanto calidad industrial, como pellet ENplus®, resultaron destruidas en sendos incendios.

Estos déficits coyunturales en el mercado de pellet industrial, unidos al aumento de la demanda por la puesta en marcha de nuevos proyectos (de 2.000 MW en 2016 se ha pasado a 5.000 MW en 2018), han derivado en una notable subida del precio de pellet industrial, que ha pasado de 110 $/t en diciembre 2017 a 175$/t en febrero 2018 (Argus Price index 90 days CIF ARA spot prices).

Estas circunstancias han propiciado que muchas fábricas portuguesas con capacidad para fabricar tanto pellet industrial como doméstico hayan desviado un importante porcentaje de su producción hacia el mercado industrial.

Además, el mercado interno portugués ha incrementado bastante su demanda y, en consecuencia, las importaciones españolas de pellet portugués han disminuido de forma notable: alrededor de un 40%.

Factores nacionales que han afectado al mercado del pellet

Varios factores internos han impulsado la demanda en nuestro país –subida de los precios de los combustibles fósiles, climatología fría, descenso de las importaciones-, aunque la oferta no ha aumentado de forma pareja. La diferencia entre la campaña de hace dos años y la que acaba de terminar es de alrededor de 39.000 toneladas, según estimaciones de AVEBIOM.

La demanda se ha incrementado, en primer lugar, por el aumento del número de instalaciones. Al cierre de 2017 operaban en España 244.197 instalaciones de calefacción alimentadas con biomasa, 46.027 más que el año anterior (+23%).

El mayor incremento de instalaciones de calefacción con biomasa ocurre en el sector de las modernas estufas de pellet, que solo en 2017 colocó en el mercado 42.728 unidades.

Por otro lado, como decíamos, los combustibles fósiles han registrado subidas generales de precio: el popular gasóleo ha pasado de 4,54 cts€/kWh, en diciembre de 2015, a 6,41 cts€/kWh, en diciembre de 2017.

También se han encarecido otros combustibles, como los gases licuados del petróleo (el GLP en botella ha pasado de 7,95 cts€/kWh en diciembre de 2015 a 9,09 c€/kWh en diciembre de 2017), y el gas natural, cuyo termino fijo ha aumentado y el variable en la TUR2 se mantiene estable aunque repuntando desde diciembre de 2017, cuando alcanzó los 8,65 cts€/kWh.

Este año, el invierno ha sido más frío y largo de lo habitual, lo que unido a la escasez de stock del año anterior, a una demanda creciente y a que la oferta se ha mantenido prácticamente igual, ha resultado en tensiones del stock y retrasos en las entregas en los últimos meses.

Complicado próximo año

El aumento de la demanda global de pellet, tanto para el sector industrial como el doméstico, pronostica un año complicado y la escasez de pellet en el mercado ya es evidente.

Dado que la escasez de pellet ya es manifiesta, se antoja un año próximo complicado con los stocks al límite. También parece lógico que los precios aumenten en los próximos trimestres y se equiparen con los de mercados vecinos, como el italiano y el francés.

 

En Tehisu llevamos muchos años ofreciendo a nuestros clientes pellet de la mejor calidad y al mejor precio. Hemos conseguido mantener durante 12 años el precio del pellet. Sin embargo, la situación actual en España, los problemas de producción y de stock en las grandes fábricas y un mercado que constantemente va al alza en lo que tiene que ver con los combustibles, nos obligan a subir el precio de cada saco de pellet. El precio por unidad es de 5,5€.